miércoles, 15 de febrero de 2017

Reseña de Cumbres borrascosas - Emily Brontë

Título: Cumbres borrascosas
Autora: Emily Brontë
Editorial: Penguin Clásicos
Páginas: 472
Género: Clásicos, Ficción, Romance














Sinopsis:

Cumbres borrascosas, situada en los sombríos páramos de Yorkshire, constituye una visión metafísica del destino, la obsesión, la pasión y la venganza. Emily Brontë, que se vio obligada a publicar sus obras bajo seudónimo, rompió por completo con los cánones de la literatura victoriana. La singularidad de su estructura narrativa y la fuerza de su lenguaje convirtieron de inmediato a esta novela en una de las más influyentes de la historia de la literatura universal.
Lucasta Miller analiza en el prólogo varias interpretaciones en torno a esta poliédrica obra. A su vez, la introducción de Pauline Nestor da cuenta de las influencias y los orígenes de la escritora. Por último, se recuperan aquí la nota biográfica y el prólogo, escrito por Charlotte Brontë, en el que revelaba la identidad de su hermana como autora de la novela, además de un árbol genealógico de los diversos protagonistas.


Reseña:


Cumbres borrascosas es sin duda uno de los mejores libros que he leído.


Hace mucho tiempo que lo venía posponiendo pero era hora de hincarle el diente y vaya que ha sido una idea genial.
El libro comienza con el señor Lockwood, yendo a Cumbres borrascosas para cerrar el trato con Heatcliff, el dueño del lugar, porque quiere alquilar la Granja de los Tordos, un establecimiento que queda a unos pocos kilómetros. Allí descubrirá que la gente que vive en Cumbres borrascosas son personas bastante peculiares con una manera de comportarse un tanto fuera de lo normal, por ponerlo de alguna manera, y le entra la curiosidad, así que le pide a Nelly, el ama de llaves de la granja, que le cuente la historia de ese lugar y de esas personas.

Con el relato de Nelly comienza a desarrollarse esta historia que así, simple y llanamente, es la historia de amor de dos personas malas. Personas enfermas, desquiciadas y tóxicas; y eso es lo que lo hace interesante y único. La naturaleza tan sombría y diabólica de todos y cada uno de los personajes termina causando un rechazo inexplicable en el lector. Emily Brontë quería que el lector sintiera aberración por esos personajes y lo logra perfectamente. No hay un solo personaje que pueda decir que me pareció agradable o con el que empatizara. Bueno, quizás con Nelly, pero hasta ahí nomás.

La ambientación acompaña perfectamente a esta historia junto con esos paisajes lluviosos, fríos y nevados pero con veranos y primaveras florales e idílicas. Siento que no hay cabo suelto, que el análisis de esta novela nunca se terminará, de momento solo puedo decir que estoy segurísimo que es uno de esos libros que releeré varias veces porque hay algo que te engancha, que te atrapa y que te dan ganas de volver a revivir.


Mi calificación
5 / 5


Echale un vistazo a mi canal literario
en YouTube haciendo click aquí.


☼ Seguime ☼



No hay comentarios.:

Publicar un comentario