miércoles, 28 de diciembre de 2016

Reseña de Sleight - Sloane Kady

Título: Sleight
Autora: Sloane Kady
Editorial: Blackweald Press
Páginas: 354
Género: Thriller

Reseña en español más abajo ↓












Plot summary:

How is love measured? By how much you're willing to bleed for another person? Do they show you one of those pain-rating scales and ask how much your relationship hurts? Point to the most anguished face and win a prize. Congratulations!


You must truly be loved. At what point is it more humane to just rip each other's hearts out instead of cutting each other open with sharp words and lies?

If love is measured in scars and sacrifices, I win. "Your dad's been in an accident, Bryce." "You're all he has, Bryce." "Do the right thing, Bryce." And I do, because I'm reluctantly good, even though my father only knows how to make me bleed.

I leave the bright colors of Seattle for my father's stagnant world and his decaying mind. He doesn't want me around, but he needs my memories. I don't want to be around, but maybe I need closure before the cloaked man takes him away forever, just like my mother and brother. Only thing is, I never learned to be careful what I asked for, and when I tear down the wall separating my father and me and find that everything I knew about him was a façade concealing unimaginable truths, forgiveness will come easy, but rectification might cost me everything.








Review:


The first word that came to my mind after finishing this book was: powerful. Powerful in emotions.


The beginning was a little abrupt. Specifically the first chapter, where Bryce, our protagonist, is introduced. She is a very complex character. Shattered by a childhood plagued by misfortunes, she is trying to survive today with the emotional tools she could get, as if she grabbed the first thing of value she could find on her way before running away form a fire.


She was well faced, but perhaps very suddenly, giving the first impression of being dealing with a teenager having a tantrum like "I hate my parents, I'm dark and complex, no one understands me" but once the thread of her reflections and thoughts are developing and we go deeper into her memories and past experiences we understand that this is not a tantrum, this is something much bigger and is buried in what is possibly something very devastating. It's here when your start to empathize with Bryce.


Dragging that whole horrible past, the story starts today in the present: Bryce is living alone in Seattle, she has two jobs and, on a visit to the doctor, she receives a message from Jackson, her ex-high school-boyfriend, informing her that her father has had an accident .

Bryce and his father do not have a good relationship. There is much hatred and resentment accumulated over the years of abuse, mistreatment and neglect when she was a child. Returning to that place brings her many emotional conflicts, because she also has to deal with the ghost of his mother's suicide.

"We're sitting in a room full of knives, taking turns throwing them at each other. Why do people yearn for pain? What's so romantic about rejection? We like to see the ones we love bleed, and when finally stops and their wounds begin to heal, we cut out our own hearts and offer to share the pain with them, just to hold on to the familiar sorrow we've come to know as love"


When she arrives at his father's house, the ghosts of her past and her toxic relationship with him return violently, stirring memories, arguments and conflicts unresolved. When her father is diagnosed with Alzheimer's, Bryce will find it difficult to make the decision to put aside his sickly, self-destructive relationship with him and stay ... or leave him abandoned. At the same time, the ghost of her relationship with Jackson also returns to torment her and confuse her.

"I look around the living room and can't see a future beyond it, and I resent my father more than ever, because maybe he's not fighting hard enough. Maybe it's easier to live under the weight of a disease you didn't cause than to live under the weight of a past you did."


As the story progresses, little secrets and mysteries come to light in the form of unexpected twists, strong arguments, and deep-seated monologues.

"I know pain, but not much the physical kind. I know the kind of pain that doesn't tarnish or fade with age. In a hundred years, I'll be dead, but it'll still be here, its prescence felt in every place I stepped foot and in the echo of every word I spoke."



It is a story that portrays dysfunctional families very well, the consequences of growing up in such a place, the feelings of guilt, self-destructive acts and the repetition of those harmful circles that happen throughout life over and over again .

Bryce's character and his father are built in such a way that you can love them and hate them from one second to the next. They love and hurt each other under crazy excuses. But that is the crux of the matter. This book deals meticulously and invisibly with how we justify our actions, whether good or bad, regardless of the consequences they may have had.


The story may be simple, but there is a lot of background. The characters are very real, the stories and memories they carry are palpable and you can feel the weight of their anguish, their sadness and their anger. I found myself leaving the book aside and taking a deep breath for all the hate and impotence that ran through my body or the urge to go and hug Bryce.



This is a psychological thriller in all its glory. It is told from Bryce's perspective, in an amusing and extremely profound way. The development of her ideas, her reflections and thoughts are narrated in a nihilistic, ironic and even in an acidic way, without becoming vulgar or cheesy.



The prose is perfect. Not pretentious, but not at all simple. I began to read it one night and finished it the next day, completely absorbed by the atmosphere and the bearable thread of the argument that is not tiring at any time. It has beautiful and simple analogies that convey exactly what Bryce is feeling and makes you want to know more, to know more, to know what will happen next and how you will react to those events.



The plot-twists in the last few chapters tackled me in the back so quietly that I did not see it coming. And I love when that happens.



The last time I really enjoyed a story with dysfunctional and past catastrophic characters was when I first read Gillian Flynn, my favorite author. If instead of Sloan Kady on the cover was her name, I would have believed it completely. Not because she copied hes style or anything like that. Not at all. There is a strong difference between the two of them. What I am going to is: the nature of the characters, their descriptions and reflections, the darkness and complexity of their stories.



I strongly recommend this author, and this book in particular to everyone who'd like to enjoy a strong, brutal and honest story, which will make you reflect on many things, such as forgiveness, guilt, the importance of closure and that not all humans are only good or only bad.

"It'd be easy to say the man in front of me is the Devil, but it's worse than that. He's just human, and somehow that scares me more. The Devil has no conscience. What's Arthur's excuse?"


Netgalley sent me a copy in exchange for an honest review.





Sinopsis:


¿Cómo se mide el amor? ¿Se mide en cuánto estás dispuesto a sangrar por la otra persona? ¿Les muestran una de esas escalas de dolor y les preguntan cuánto les duele su relación? Apunta a la cara más angustiada y gana un premio. ¡Felicitaciones!

Te deben de amar mucho. ¿En qué momento es más humano sacar los corazones de los demás en vez de cortarse entre sí con palabras y mentiras agudas?

Si el amor se mide en cicatrices y sacrificios, entonces yo gano. "Tu padre tuvo un accidente, Bryce." "Eres todo lo que tiene, Bryce." "Haz lo correcto, Bryce." Y lo hago, porque soy demasiado buena, a pesar de que mi padre sólo sabe cómo hacer sangrar.

Dejé los colores brillantes de Seattle por el mundo estancado de mi padre y su mente decadente. Él no me quiere tener cerca, pero necesita mis recuerdos. Yo no quiero tenerlo cerca, pero tal vez necesito tener un cierre antes de que la parka se lo lleve para siempre, como lo hizo con mi madre y mi hermano. El problema es que nunca aprendí a tener cuidado con lo que pedía, y cuando derribe el muro que separa a mi padre de mí, y descubra que todo lo que yo sabía de él era una fachada y que ocultaba verdades inimaginables, el perdón vendrá fácil, pero la rectificación podría costarme todo.


Reseña:

La primer palabra que vino a mi mente después de terminar este libro fue: poderoso. Poderoso en emociones, tanto de las que transmite como las que provoca.

El comienzo fue un poco abrupto. El primer capítulo específicamente, donde Bryce, nuestra protagonista se presenta. Es un personaje muy complejo y destrozado por una infancia plagada de desgracias, que está tratando de sobrevivir en la actualidad con las herramientas emocionales que pudo conseguir, como quien agarra la primer cosa de valor que encuentra en el camino antes de salir corriendo y que todo se derrumbe.
Estuvo bien encarado, pero quizás muy de golpe, dando la primera impresión de estar lidiando con un adolescente haciendo un berrinche en plan "odio a mis padres, soy oscura y compleja, nadie me entiende" pero una vez que el hilo de sus reflexiones y pensamientos se van desenvolviendo y nos vamos adentrando en sus recuerdos y experiencias pasadas vamos entendiendo que esto no es un berrinche, que se trata de algo mucho más grande y que está enterrado en lo que, posiblemente, será devastador. Es allí cuando uno comienza a empatizar con Bryce.

Arrastrando todo ese pasado horrible, nos situamos en la actualidad: Bryce está viviendo sola en Seattle, tiene dos trabajos y, en una visita al médico, recibe un mensaje de Jackson, su novio de la secundaria, informándole que su padre ha tenido un accidente.
Bryce y su padre no tiene una buena relación. Hay mucho odio y resentimiento acumulado por los años de abuso, maltrato y abandono por su parte cuando ella era niña. Volver a ese lugar le trae muchos conflictos emocionales, porque también tiene que lidiar con el fantasma del suicidio de su madre.

Cuando llega a casa de su padre los fantasmas de su pasado y de su relación tóxica con él vuelven violentamente, removiendo recuerdos, discusiones y conflictos sin resolver. Cuando su padre es diagnosticado con Alzheimer, Bryce se verá en la difícil tarea de tomar la decisión de dejar de lado su relación enfermiza y auto-destructiva y quedarse... o dejarlo abandonado. Paralelamente, el fantasma de su relación con Jackson también vuelve para atormentarla y confundirla.

A medida que la historia va avanzando, pequeños secretos y misterios van saliendo a la luz en forma de giros inesperados, discusiones fuertes, monólogos cargados de profundidad.
Es una historia que retrata muy bien a las familias disfuncionales, las consecuencias de crecer en un lugar así, los sentimientos de culpa, los actos auto-destructivos y la repetición de esos círculos nocivos que se van repitiendo a lo largo de la vida una y otra vez.

El personaje de Bryce y el de su padre están construidos de tal manera de que podés amarlos y odiarlos de un segundo a otro. Se aman y lastiman mutuamente bajo justificaciones descabelladas. Pero ése el quid de la cuestión. Este libro trata de manera minuciosa e invisible como justificamos nuestras acciones, ya sean buenas o malas, independientemente de las consecuencias que hayan tenido.

Puede que la historia sea sencilla, pero hay mucho trasfondo. Los personajes son muy reales, las historias y recuerdos que cargan son palpables y podés sentir el peso de sus angustias, de sus tristezas y sus enojos. Yo mismo me encontré dejando el libro de lado y respirando hondo por el odio y la impotencia que me recorría el cuerpo o de las ganas de ir corriendo a abrazar a Bryce.

Esta historia es un thriller psicológico con todas las letras. Está contado desde la perspectiva de Bryce, de una manera amena y sencilla pero extremadamente profunda en cuanto al desarrollo de sus ideas, sus reflexiones y pensamientos, narrados de manera nihilista, irónica y hasta un tanto ácida, sin llegar a ser vulgar ni cheesy. 
La prosa es perfecta. No es pretenciosa, pero para nada simple. Comencé a leerla una noche y la terminé al día siguiente, completamente absorbido por la atmósfera y el hilo llevadero del argumento que no resulta cansador en ningún momento. Tiene analogías bellas y sencillas que transmiten exactamente lo que Bryce está sintiendo y te dan ganas de saber más, de conocerla más, de saber qué es lo que pasará después y cómo reaccionará ante esos sucesos.

Los giros argumentales en los últimos capítulos me taclearon por la espalda tan silenciosamente que no me los vi venir. Y amo cuando eso sucede.

La ultima vez que disfruté mucho de una historia con personajes disfuncionales y pasados catastróficos fue cuando leí por primera vez a Gillian Flynn, mi autora favorita. Si en vez de Sloan Kady en la portada estuviera su nombre, me lo hubiera creído por completo. No porque copiara su estilo ni nada por el estilo. Para nada. Hay una marcada diferencia entre ambas. A lo que voy a es: a la naturaleza de los personajes, sus descripciones y reflexiones, la oscuridad y complejitud de sus historias. Tiene todo lo que me gusta.

Recomiendo fervorosamente a esta autora, y a este libro en particular a todos los que quieran disfrutar de una historia fuerte, brutal y honesta, que los hará reflexionar sobre muchas cosas, como el perdón, la culpa, la importancia del cierre y de que no todos los seres humanos somos solamente buenos o solamente malos.

Netgalley me envió una copia a cambio de una reseña honesta.




Mi calificación
5 / 5




☼ Seguime ☼

sábado, 24 de diciembre de 2016

Los 10 mejores libros que leí en 2016



Se termina el año 2016, llegan las fiestas y la gente comienza a hacer sus balances para evaluar qué tal les fue en el año: a nivel económico, académico, emocional, espiritual, de lo que sea. Todo lo que podamos volcar en una balanza y medirlo para bien o para mal.
Pero acá estamos para hablar de libros, así que vayamos a lo nuestro. Hoy haré hincapié en las diez mejores lecturas del año.

En enero me propuse leer 100 libros a lo largo del año pero, lamentablemente, no pude cumplir mi meta. Según mi contador de Goodreads, hasta la fecha he leído 93 libros —28,404 páginas— lo que se puede traducir en: qué ganas de no tener vida social que tuve este año, por el amor de Jebús. Y, si bien aún falta una semana para que termine el año, dudo que pueda meter 7 libros o más en este tiempo, teniendo cuenta todo el ajetreo de las fiestas más todo el jaleo pre-salida-de-vacaciones. De todos modos, no quita que sea un buen número, ya que en años anteriores no sé si habré pasado la barrera de los 30/40.

Seguramente, muchos de ustedes —los cuatro o cinco que visitan este blog periódicamente según las estadísticas de Blogger, asumiendo que no se trata de algún bot que anda por allí dando vueltas para que no se me caiga el espíritu— se estarán preguntando: ¿por qué, si leí 93 libros, no hay 93 reseñas en el blog? La respuesta es sencilla: algunos fueron libros de no-ficción, como memorias, autobiografías o libros de psicología, que no sabía cómo hacer una reseña propiamente dicha. Otros fueron libros de cuentos, o novelas cortas que formaban parte de alguna historia adicional o spin-off de alguna saga. Otros, en este caso la mayoría, fueron sagas o trilogías cuya historia no tenían un cierre autoconclusivo, sino que seguían en el siguiente tomo, entonces me propuse hacer una reseña de la historia en general y no libro por libro.

La estadística promedio, teniendo en cuenta que puntué libros del 1 al 5, fue de 3,9. Un muy buen número. Recuerdo haber tenido pocas experiencias malas, pero ya me centraré en ellos cuando haga el post de mis peores lecturas.

Debido a la gran cantidad de libros buenos con los que me encontré este año fue bastante difícil hacer una selección de los 10 mejores. 15 iban a ser muchos y 5, muy pocos; así que repasé los distintos géneros que leí, elegí el mejor de cada uno —haciendo una que otra trampa en el camino y llegué a mi resultado final.

No tienen ningún orden en específico, esto no es un ranking.

Ah, y que quede claro que, con el correr de los meses, mis perros ya no quisieron posar para mis fotos así que hoy tuve que esperar a que se durmieran para poder sacarles algunas, como para que el título del blog siguiera teniendo un poco más de sentido.




Este libro no me lo recomendó nadie. Llegué a él como fan de la saga de Harry Potter, motivado por la noticia de que sería una novela de ficción adulta, y me encontré con un librazo —para nada una analogía al tamaño del libro— cargadísimo de tópicos sociales y culturales, con una historia sencilla pero con una prosa bastante... densa. Es un libro lento, no les voy a mentir, pero una vez que aceptaste esa condición y simplemente dejás que todo vaya acomodándose, vas a ir descubriendo todo lo que hay detrás de esta gran historia. ¿La hubiera leído si hubiese sido escrito por otrx? Lo dudo. No sé si esta historia hubiera pasado esa prueba de fuego, pero de todos modos creo que se merece el intento.






Creo que cualquier usuario asiduo de internet conocerá al meme en la portada que tanto lo han usado en carteles de Facebook y Tumblr. Cuando a ese mismo personaje lo vi en la tapa del libro ganador de la categoría Humor de los Premios Goodreads 2013 pensé que se trataba de una recopilación de tiras cómicas, o algo por el estilo. Pero no, descubrí que se trataba de una recopilación de entradas del blog de la autora, donde volcaba reflexiones serias e hilarantes sobre temas como la depresión, el amor a los animales y las situaciones vergonzosas que nos tocan enfrentar cada día. Lo amé completamente y me lo leí de una sentada. Mi novio me tuvo que correr de la habitación porque, literalmente, no lo dejaba dormir la siesta por reírme a las carcajadas.






Isaura, haciéndose la que no sabe nada.




Este me dio escalofríos. Un thriller psicológico con todas las letras de la mano de una autora que sabe lo que está haciendo. Me atrapó todo de él: la premisa, el desarrollo, el final, los personajes, la prosa, todo. No daba dos pesos por él y lo encontré en una tienda de libros de segunda mano. Estaban este y otro más de la misma autora, pero como quien no se quiere arriesgar sólo agarré éste y me arrepiento terriblemente de haber dejado el otro. Creo que es el primero de una serie y, por suerte, los están traduciendo a la mayoría al español.







Este libro no sé que hace acá. Es uno de esos libros que amás desesperadamente pero que al mismo tiempo le tenés tanto odio que querrías arrancar una por una las mil páginas que tiene y prenderlo fuego.
Pero siempre trato de inclinarme por el amor antes que el odio —ponele—, así que decidí dejarlo aquí, en el top 10 de los mejores y no en el de los peores.






Dolly, dejando bien en claro que ella no formará parte de estas boludeces.







Este libro me introdujo de nuevo en el mundo del realismo mágico de una patada en la cabeza, y no me estoy quejando. Me terminé odiando por haberlo postergado por tanto tiempo. Me despertó interés por este género y por su autora. Quiero leer todo lo que pueda de esta mujer, ya he comenzado con un par de cuentos y escritos varios, pero estoy esperando alguna ocasión distendida para comenzar con otra novela suya. Quizás en enero, cuando vaya de vacaciones.












Este fue sin duda un descubrimiento. Lo recomendaban mucho en la comunidad booktube juvenil y también en Goodreads pero soy muy escéptico con este género. Pero como lo encontré baratísimo en un outlet de libros me lo compré. Lo empecé a leer con miedo pero me tuve que tapar la boca. Este fue de lo mejor que leí de ficción juvenil y que no entra para nada en los mismos estereotipos de siempre. Una prosa bella y una historia contada de una manera muy original, muy enternecedora. Es una historia que, para entenderla bien, hay que leerla no solo una, sino varias veces, y creo que eso lo hace tan mágico. Releer y darte cuenta de que vas entendiéndolo más, que vas viendo e hilando cosas que antes no viste. Me encantó, y me sorprendió.








Otra de las grandes sorpresas de este año. Lo encontré también en un outlet de libros, a muy bajo precio, y lo agarré pensando que sería un policial más para pasar el rato, pero no. Es algo más que eso, la prosa es más que eso, la historia es más que eso. Todo en este libro está cargado de emociones de las que no podés quedarte indiferente, y esa prosa es la que la hace distinta a cualquier otro policial, y por como encaró la historia en primera persona con este protagonista tan entrañable. Creo que el motivo por el cual este libro me gustó tanto fue porque me recordó al que sigue en la lista.






Manchester, no entendiendo nada.





No sé qué hicimos para merecernos a esta autora. Sólo leí este, el primero de esta serie, pero ya te das cuenta cuando estás leyendo a alguien con talento. Y Tana solo necesitó eun libro para imponer presencia y marcar la diferencia en lo que a sagas policiales se refiere. Es una historia tan compleja, con tanto trasfondo y bien ambientada que terminás succionado por la historia, con los personajes a tus espaldas por mucho tiempo. ¿Cuando en la puta vida me imaginé que un policial me dejaría tan consternado, triste, al borde del llanto? En serio, léanlo.










Este libro me salvó muchas veces. Habla sobre temas tan fuertes de una manera cruda y sencilla que da mucha alegría saber que existe, que alguien puede estar leyéndolo en este momento y cambiando su perspectiva de ver las cosas. Es una historia tan real y mágica a la vez, tiene de todo. Creo que la premisa no le hace justicia a lo que de verdad sucede. Se malinterpreta y puede que pase como ciencia ficción o algo por el estilo y nada tiene que ver con nada. Esperé todo el año a que anunciaran que saldría en español, pero no fue así. Dudo que suceda, porque ninguna de las tantas novelas anteriores de este autor fueron traducidas a ningún idioma. Pero si se animan a leerlo en inglés, háganlo, valdrá la pena.







Uno de los últimos del año, ese que apareció para marcar la diferencia y para ocupar su lugar en esta lista de manera tan imprevista y salvaje. Una novela rara, con todas las letras, pero a la vez fascinante. Realismo mágico contemporáneo, publicado en Julio, casi recién salido del horno podría decirse, todavía no tiene mucha repercusión pero cualquiera que lo lea saldrá corriendo a recomendarlo a quien se le cruce por el camino porque esta novela es una experiencia única.






Bueno, hasta aquí llegamos con los diez mejores libros del año —y con las fotos, porque mis perros ya no quisieron cooperarEspero que les haya gustado y que hayan puesto al menos uno en su TBR.
Les deseo un año nuevo cargado de buenas lecturas, ofertas y días lluviosos.
Y, como siempre les digo, si tienen problemas para conseguir alguno de estos libros, ya sea en físico o formato electrónico, pueden mandarme un correo a erasibanez@gmail.com y con gusto les ayudaré.




☼ Seguime ☼














lunes, 19 de diciembre de 2016

Reseña de The Summer That Melted Everything - Tiffany McDaniel

Título: The Summer That Melted Everything
Autora: Tiffany McDaniel
Páginas: 320
Editorial: Scribe UK
Género: Ficción, Realismo mágico

Aún no disponible en español.









Si tenés algún problema para conseguir este libro, ya sea en formato físico o electrónico, yo te puedo ayudar. Escribime a erasibanez@gmail.com 



Sinopsis:

Fielding Bliss no olvidó nunca el verano de 1984:
el año en que una ola de calorr arrasó al pequeño pueblo de Breathed, Ohio.
El año en que se hizo amigo del diablo.

Cuando el fiscal local, Autopsy Bliss, publica una invitación en el diario para que el diablo vaya al pueblo de Breathed, Ohio, nadie esperaba que apareciera. Especialmente no esperaban que fuera un niño de trece años y de piel oscura.

Fielding, el hijo de Autopsy, encuentra al niño fuera del palacio de justicia y lo lleva a casa, y es bienvenido a la familia Bliss. Los Bliss creen que el niño, que se hace  llamar Sal, ha escapado de alguna granja vecina. Entonces, mientras una serie de extraños incidentes que implican a Sal - junto con la abrasadora ola de calor cocinando al pueblo por dentro y por fuera - hacen que algunas personas del pueblo comiencen a creer que quizás Sal es exactamente quien afirma ser.

Ya sea que se trate de un niño traumatizado o de la encarnación del diablo, Sal es una fruta extraña: habla con enigmas, su conocimiento misterioso y entendimiento exceden a los de un niño normal y sus historias extrañas sobre el Cielo, el Infirno y la tierra hipnotizan y enardecen al pueblo entero.





Reseña:
Llegué a este libro porque lo vi entre los finalistas de la categoría ficción de los Premios Goodreads 2016, y la premisa sumado a que clamaba tener toques de realismo mágico, hicieron que me llamara la atención inmediatamente.
Comencé a leerlo, y la historia comenzó con este párrafo:

El calor llegó con el diablo. Fue en el verano de 1984 y, si bien el diablo había sido invitado, el calor no. De todos modos, era de esperarse. El calor es, después de todo, el nombre del diablo ¿y cuándo fue la última vez que saliste de tu casa sin el tuyo?

A continuación me vi succionado por una historia que promete ser compleja desde la primer página, pero que no desalienta en ningún momento.
Y sí, odio hacer esto, pero debo decirles que éste es uno de esos libros en los que tenés que meterte sin saber mucho sobre qué va, sólo lo que dice la premisa.
Sí puedo decirles que no es una historia feliz. Está ubicada en una época difícil para tratar temas como el racismo, la homofobia, la intolerancia y el fanatismo. Es un libro donde importa más lo que quiere transmitir que la historia en sí. Te vas a encariñar con sus personajes para después odiarlos y volver a quererlos porque este libro va sobre eso: sobre la naturaleza del bien y el mal, de lo que concebimos como Cielo e Infierno, sobre qué es el castigo y quién se lo merece, sobre la hipocresía de la sociedad y sobre la perdida de la inocencia de quien se cría en un ámbito así. Y aún así, sin intentar darnos lecciones sobre moral, ni basándose en argumentos religiosos, ni algún tipo de pensamiento político, sino pura y exclusivamente en lo que vemos día a día en nuestra sociedad.
Los personajes se desarrollan de una manera espectacular y al final de todo terminás sintiendo que todos fueron los protagonistas, no solo Fielding. Conforme va avanzando ese fatídico verano, ves crecer a esos personajes, venciendo sus miedos, resolviendo sus dudas y haciéndose más preguntas, pero las preguntas más importantes son las que nos terminamos haciendo nosotros mismos, los lectores, a medida que vamos desenredando esta historia y sobre la realidad que se esconde detrás.
Pero lo que hace este libro la joya que es, es la forma en que está narrada. Posee una de las prosas más bellas que tuve la gracia de conocer este año, una prosa que te lleva a sentir esta historia con todos los sentidos, con analogías y descripciones que te llegan y conmueven sin permiso, como si te metieran la mano en el pecho y apretaran tu alma como una pelota anti estrés. Así me sentí durante todo el libro, con una mezcla de nostalgia y melancolía para después dar paso a la indignación y a la felicidad, todo junto y amontonado, terminás hecho un desastre de emociones, por eso me tomó bastante tiempo escribir esta reseña y ni siquiera tengo idea de si estoy expresando lo que de verdad quiero decir, o de si lo estoy haciendo bien.
¿Tuvo sus fallas? Por supuesto. En la mitad del libro hay una parte donde la trama se torna lenta, haciendo foco en un personaje que no aportaba mucho y que podrían haberlo suprimido, pero se lo dejé pasar porque esta mujer tiene el don de narrarte los números de la quiniela de modo que te parezcan interesantes.
Me tumbó de la silla enterarme de que esta es la novela debut de Tiffany McDaniel. Se nota muchísimo que tiene talento y que voy a estar siguiéndole los pasos para leer todo lo que publique en el futuro.
En resúmen: es una novela muy original, escrito de una forma muy bella y que te dejará carburando el cerebro. No es una de esas historias que pasan desapercibidas, y es una de esas que sabés que terminarás releyendo algún día.







Mi calificación
5 / 5




☼ Seguime ☼