sábado, 24 de diciembre de 2016

Los 10 mejores libros que leí en 2016



Se termina el año 2016, llegan las fiestas y la gente comienza a hacer sus balances para evaluar qué tal les fue en el año: a nivel económico, académico, emocional, espiritual, de lo que sea. Todo lo que podamos volcar en una balanza y medirlo para bien o para mal.
Pero acá estamos para hablar de libros, así que vayamos a lo nuestro. Hoy haré hincapié en las diez mejores lecturas del año.

En enero me propuse leer 100 libros a lo largo del año pero, lamentablemente, no pude cumplir mi meta. Según mi contador de Goodreads, hasta la fecha he leído 93 libros —28,404 páginas— lo que se puede traducir en: qué ganas de no tener vida social que tuve este año, por el amor de Jebús. Y, si bien aún falta una semana para que termine el año, dudo que pueda meter 7 libros o más en este tiempo, teniendo cuenta todo el ajetreo de las fiestas más todo el jaleo pre-salida-de-vacaciones. De todos modos, no quita que sea un buen número, ya que en años anteriores no sé si habré pasado la barrera de los 30/40.

Seguramente, muchos de ustedes —los cuatro o cinco que visitan este blog periódicamente según las estadísticas de Blogger, asumiendo que no se trata de algún bot que anda por allí dando vueltas para que no se me caiga el espíritu— se estarán preguntando: ¿por qué, si leí 93 libros, no hay 93 reseñas en el blog? La respuesta es sencilla: algunos fueron libros de no-ficción, como memorias, autobiografías o libros de psicología, que no sabía cómo hacer una reseña propiamente dicha. Otros fueron libros de cuentos, o novelas cortas que formaban parte de alguna historia adicional o spin-off de alguna saga. Otros, en este caso la mayoría, fueron sagas o trilogías cuya historia no tenían un cierre autoconclusivo, sino que seguían en el siguiente tomo, entonces me propuse hacer una reseña de la historia en general y no libro por libro.

La estadística promedio, teniendo en cuenta que puntué libros del 1 al 5, fue de 3,9. Un muy buen número. Recuerdo haber tenido pocas experiencias malas, pero ya me centraré en ellos cuando haga el post de mis peores lecturas.

Debido a la gran cantidad de libros buenos con los que me encontré este año fue bastante difícil hacer una selección de los 10 mejores. 15 iban a ser muchos y 5, muy pocos; así que repasé los distintos géneros que leí, elegí el mejor de cada uno —haciendo una que otra trampa en el camino y llegué a mi resultado final.

No tienen ningún orden en específico, esto no es un ranking.

Ah, y que quede claro que, con el correr de los meses, mis perros ya no quisieron posar para mis fotos así que hoy tuve que esperar a que se durmieran para poder sacarles algunas, como para que el título del blog siguiera teniendo un poco más de sentido.




Este libro no me lo recomendó nadie. Llegué a él como fan de la saga de Harry Potter, motivado por la noticia de que sería una novela de ficción adulta, y me encontré con un librazo —para nada una analogía al tamaño del libro— cargadísimo de tópicos sociales y culturales, con una historia sencilla pero con una prosa bastante... densa. Es un libro lento, no les voy a mentir, pero una vez que aceptaste esa condición y simplemente dejás que todo vaya acomodándose, vas a ir descubriendo todo lo que hay detrás de esta gran historia. ¿La hubiera leído si hubiese sido escrito por otrx? Lo dudo. No sé si esta historia hubiera pasado esa prueba de fuego, pero de todos modos creo que se merece el intento.






Creo que cualquier usuario asiduo de internet conocerá al meme en la portada que tanto lo han usado en carteles de Facebook y Tumblr. Cuando a ese mismo personaje lo vi en la tapa del libro ganador de la categoría Humor de los Premios Goodreads 2013 pensé que se trataba de una recopilación de tiras cómicas, o algo por el estilo. Pero no, descubrí que se trataba de una recopilación de entradas del blog de la autora, donde volcaba reflexiones serias e hilarantes sobre temas como la depresión, el amor a los animales y las situaciones vergonzosas que nos tocan enfrentar cada día. Lo amé completamente y me lo leí de una sentada. Mi novio me tuvo que correr de la habitación porque, literalmente, no lo dejaba dormir la siesta por reírme a las carcajadas.






Isaura, haciéndose la que no sabe nada.




Este me dio escalofríos. Un thriller psicológico con todas las letras de la mano de una autora que sabe lo que está haciendo. Me atrapó todo de él: la premisa, el desarrollo, el final, los personajes, la prosa, todo. No daba dos pesos por él y lo encontré en una tienda de libros de segunda mano. Estaban este y otro más de la misma autora, pero como quien no se quiere arriesgar sólo agarré éste y me arrepiento terriblemente de haber dejado el otro. Creo que es el primero de una serie y, por suerte, los están traduciendo a la mayoría al español.







Este libro no sé que hace acá. Es uno de esos libros que amás desesperadamente pero que al mismo tiempo le tenés tanto odio que querrías arrancar una por una las mil páginas que tiene y prenderlo fuego.
Pero siempre trato de inclinarme por el amor antes que el odio —ponele—, así que decidí dejarlo aquí, en el top 10 de los mejores y no en el de los peores.






Dolly, dejando bien en claro que ella no formará parte de estas boludeces.







Este libro me introdujo de nuevo en el mundo del realismo mágico de una patada en la cabeza, y no me estoy quejando. Me terminé odiando por haberlo postergado por tanto tiempo. Me despertó interés por este género y por su autora. Quiero leer todo lo que pueda de esta mujer, ya he comenzado con un par de cuentos y escritos varios, pero estoy esperando alguna ocasión distendida para comenzar con otra novela suya. Quizás en enero, cuando vaya de vacaciones.












Este fue sin duda un descubrimiento. Lo recomendaban mucho en la comunidad booktube juvenil y también en Goodreads pero soy muy escéptico con este género. Pero como lo encontré baratísimo en un outlet de libros me lo compré. Lo empecé a leer con miedo pero me tuve que tapar la boca. Este fue de lo mejor que leí de ficción juvenil y que no entra para nada en los mismos estereotipos de siempre. Una prosa bella y una historia contada de una manera muy original, muy enternecedora. Es una historia que, para entenderla bien, hay que leerla no solo una, sino varias veces, y creo que eso lo hace tan mágico. Releer y darte cuenta de que vas entendiéndolo más, que vas viendo e hilando cosas que antes no viste. Me encantó, y me sorprendió.








Otra de las grandes sorpresas de este año. Lo encontré también en un outlet de libros, a muy bajo precio, y lo agarré pensando que sería un policial más para pasar el rato, pero no. Es algo más que eso, la prosa es más que eso, la historia es más que eso. Todo en este libro está cargado de emociones de las que no podés quedarte indiferente, y esa prosa es la que la hace distinta a cualquier otro policial, y por como encaró la historia en primera persona con este protagonista tan entrañable. Creo que el motivo por el cual este libro me gustó tanto fue porque me recordó al que sigue en la lista.






Manchester, no entendiendo nada.





No sé qué hicimos para merecernos a esta autora. Sólo leí este, el primero de esta serie, pero ya te das cuenta cuando estás leyendo a alguien con talento. Y Tana solo necesitó eun libro para imponer presencia y marcar la diferencia en lo que a sagas policiales se refiere. Es una historia tan compleja, con tanto trasfondo y bien ambientada que terminás succionado por la historia, con los personajes a tus espaldas por mucho tiempo. ¿Cuando en la puta vida me imaginé que un policial me dejaría tan consternado, triste, al borde del llanto? En serio, léanlo.










Este libro me salvó muchas veces. Habla sobre temas tan fuertes de una manera cruda y sencilla que da mucha alegría saber que existe, que alguien puede estar leyéndolo en este momento y cambiando su perspectiva de ver las cosas. Es una historia tan real y mágica a la vez, tiene de todo. Creo que la premisa no le hace justicia a lo que de verdad sucede. Se malinterpreta y puede que pase como ciencia ficción o algo por el estilo y nada tiene que ver con nada. Esperé todo el año a que anunciaran que saldría en español, pero no fue así. Dudo que suceda, porque ninguna de las tantas novelas anteriores de este autor fueron traducidas a ningún idioma. Pero si se animan a leerlo en inglés, háganlo, valdrá la pena.







Uno de los últimos del año, ese que apareció para marcar la diferencia y para ocupar su lugar en esta lista de manera tan imprevista y salvaje. Una novela rara, con todas las letras, pero a la vez fascinante. Realismo mágico contemporáneo, publicado en Julio, casi recién salido del horno podría decirse, todavía no tiene mucha repercusión pero cualquiera que lo lea saldrá corriendo a recomendarlo a quien se le cruce por el camino porque esta novela es una experiencia única.






Bueno, hasta aquí llegamos con los diez mejores libros del año —y con las fotos, porque mis perros ya no quisieron cooperarEspero que les haya gustado y que hayan puesto al menos uno en su TBR.
Les deseo un año nuevo cargado de buenas lecturas, ofertas y días lluviosos.
Y, como siempre les digo, si tienen problemas para conseguir alguno de estos libros, ya sea en físico o formato electrónico, pueden mandarme un correo a erasibanez@gmail.com y con gusto les ayudaré.




☼ Seguime ☼














No hay comentarios.:

Publicar un comentario